Web Analytics Made Easy -
StatCounter

The Guardian publica reporte falso sobre una App para el Conocimiento de la Fertilidad

posted on November 8, 2019 by Mary Rose Somarriba, Editor Mary Rose Somarriba

La semana pasada, la publicación londinense, The Guardian, publicó un reporte desacreditando FEMM, una aplicación que utiliza el conocimiento de la fertilidad. The Guardian utilizó tanto la información que FEMM provee acerca de los efectos secundarios de los anticonceptivos, como la afiliación religiosa de sus financiadores, para sugerirle a sus lectores que no pueden confiar en las apps que utilizan el conocimiento de la fertilidad; el problema es que este artículo de The Guardian suena a teoría de conspiración en lugar de a hechos y lógica, en lo que parece ser un intento para que las mujeres tengan miedo de usar los Métodos Basados en el Conocimiento de la Fertilidad.

Natural Womanhood, Fertility Awareness Based Methods, Natural Family Planning, NFP, FABM, FAM, birth control side effects, womens health, reproductive health, fertility awareness, the Guardian, FEMM, fertility app, FEMM app, natural family planning, nfp, truth about FEMM, article about FEMM

Antes de entrar en el análisis de la publicación de The Guardian, quiero iniciar contextualizando el tema de manera más amplia. Nosotros en Natural Womanhood creemos que para que las mujeres tengan información justa y acertada acerca de las elecciones sobre su reproductividad, deben estar informadas de los datos de todas las opciones de control natal incluyendo todos los métodos de planificación familiar (por ejemplo, los Métodos Basados en el Conocimiento de la Fertilidad (MBCF) modernos y estudiados, que también se conocen como métodos de Planificación Familiar Natural (PNF)). Actualmente, en los Estados Unidos y en muchas partes del mundo, las mujeres  (cuando se trata opciones de planificación familiar) pasan la mayor parte de sus vidas informadas solamente de anticonceptivos hormonales y condones. Es por esta razón que nos esforzamos por proporcionar información sobre métodos naturales y científicos para graficar su ciclo y entender cuándo se está fértil, y que de esta manera, las mujeres tengan la libertad de tomar decisiones a conciencia.

Existen muchos medios que citan información errónea sobre los MBCF, o simplemente reportes mal investigados, que parecen prejuiciados a favor de los anticonceptivos hormonales y en contra de mostrar los MBCF con una luz justa y equilibrada. Por ejemplo, el año pasado publicamos nuestra versión de hechos comprobados de un artículo de Cosmopolitan que parecía –intencionalmente– hacer creer a los lectores que los Métodos Basados en el Conocimiento de la Fertilidad modernos y con evidencia científica (como el Método Sinto-térmico, el Método Creighton, el Método de Ovulación de Billings o el Método Marquette, por mencionar algunos) eran iguales al menos comprobado y mucho más obsoleto Método del Ritmo de la década de 1930. Todo el tiempo, las mujeres que utilizan con éxito la planificación familiar natural, para evitar o lograr el embarazo, ponen los ojos en blanco por mala información como esta. Pero muchos otros lectores que confían en estos medios no están conscientes de que han recibido información falsa.

Nosotros en Natural Womanhood creemos que cuando los medios de información tergiversan los métodos de planificación familiar natural comprobados científicamente, obstruyen la verdadera opción de salud y reproductiva de las mujeres. Al proporcionarle información incorrecta a las mujeres, estos medios están sugiriendo que las mujeres no pueden reconocer información acertada por sí mismas y tomar la mejor decisión. Y si estos medios afirman que son independientes, basados en hechos y honestos, esto es inclusive más indignante.

Aquí es donde The Guardian entra. Vamos paso por paso a lo largo de este artículo de investigación y consideremos sus afirmaciones.

“Una aplicación muy popular de la salud y fertilidad de las mujeres siembra dudas acerca del control natal…”

La primera oración y mucho del reporte sugiere a los lectores que deberían ver con escepticismo cualquier fuente que sugiera una visión crítica del control natal. Esto es tonto, puesto que hay numerosas fuentes fuera de las aplicaciones de los MBCF que reflejan dudas acerca del control natal. Demandas contra Bayer por la píldora Yaz (con más de 10.000 demandantes y $2 mil millones en pagos por daños) y contra Merck por Nuvaring (cerca de $100 millones), son síntomas de lo que vemos como un fenómeno más profundo. La información muestra más extensamente que en algunos países las mujeres están dejando los métodos hormonales de control natal, pues están conscientes de sus efectos secundarios y sus riesgos.

Las historias de las experiencias negativas y los reportes de los efectos secundarios de los anticonceptivos abundan, incluyendo aquellos publicados en medios como el mismo The Guardian. Por ejemplo, como este artículo de 2019 citando conexiones con problemas de salud mental y cáncer; o este artículo de 2018 por una mujer que sufrió dolor debilitante después de tomar un implante de Essure; o este artículo de 2016 sobre una mujer que murió por coágulos de sangre relacionados con los anticonceptivos; y este artículo de 2013, acerca de 35 mujeres francesas que murieron por tomar una droga anticonceptiva; estos, por mencionar unos pocos.

Después de que Netflix publicó el documental The Bleeding Edge en 2018 (NT: Salud a la Venta como se conoció en español), en el cual compartía los horrores que las mujeres experimentaron por causa de los dispositivos anticonceptivos Essure, Bayer sacó Essure del mercado. También existen trabajos de investigación como este artículo de Vanity Fair de 2014 acerca de Nuvaring. Por mucho tiempo, las mujeres han tenido dudas acerca del control natal y no es porque las aplicaciones como FEMM se las estén alimentando; muchas están buscando métodos naturales como estos porque han albergado dudas por experiencia propia, y ellas merecen saber acerca de las opciones libres de efectos secundarios.

“La salud reproductiva es el derecho de toda mujer”, dijo en una declaración Anna Halpine, la directora ejecutiva de FEMM. “Cada mujer merece conocer tanto como sea posible de su salud reproductiva. La educación es imperativa para una decisión a conciencia, y extiende las opciones de salud reproductivas disponibles para las mujeres. FEMM está comprometida en proporcionar este acceso y esta opción”.

En una parte del artículo, The Guardian explica: “Parte de la aplicación FEMM motiva a las mujeres a visitar su propia red de médicos para pruebas hormonales, los cuales, afirma, pueden diagnosticar desórdenes de salud ‘más profundos’”. Pero inclusive los ginecólogos que prescriben anticonceptivos hormonales saben que los anticonceptivos ocultan desórdenes de salud más profundos, como la endometriosis o el síndrome de ovario poliquístico (SOP). Existe una extensa rama médica que se basa en las gráficas de la fertilidad y que ayudan a los doctores a identificar y a tratar la infertilidad y otros problemas de salud. Hay más y más ginecólogos que ofrecen información acerca de los MBCF entre las opciones de planificación familiar. En esto, The Guardian revela, de nuevo, su falta de conocimiento sobre el tema, así como su aparente objetivo de pintar la asistencia médica del conocimiento de la fertilidad como sospechosa, inclusive cuando es médicamente reconocida.

El Dr. Bob Scanlon, FACOG (NT: certificación otorgada por la American Board of Obstetrics and Gynecology), ginecólogo obstetra practicante en el estado de Nueva York, y asesor de la junta directiva de FEMM, declaró: “Cada mujer debería conocer cómo funciona su cuerpo y conocer que la ovulación es una señal de salud. Esta información la empodera para manejar su salud, para lograr de una mejor manera objetivos de salud y de fertilidad a largo plazo. La ciencia de FEMM y su enfoque basado en evidencia científica, que hace esta información accesible a las mujeres por medio de la aplicación, es una importante contribución a la salud de las mujeres en este país y en todo el mundo”.

Citas sobre información desactualizada de los CDC

El artículo de The Guardian no solamente desacredita torpemente la aplicación FEMM en especial, sino que siembra dudas sobre la eficacia de los Métodos Basados en el Conocimiento de la Fertilidad en gran medida. Mientras que los MBCF de planificación familiar han sido defendidos a larga escala por investigaciones científicas y han probado tener índices de efectividad para evitar el embarazo iguales a los de la píldora, The Guardian afirma que “Los métodos basados en el conocimiento de la fertilidad, como los que promueve FEMM, son considerados los menos efectivos, con un resultado de aproximadamente 24 embarazos por cada 100 mujeres utilizando el método, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés)”. Este medio cita una gráfica antigua con información desactualizada que señala un supuesto índice de error de 24% con métodos naturales. Sin embargo, si se visita la página actual de los CDC sobre métodos de control natal hoy, esa estadística de 24% y la gráfica desactualizada no aparecen.

En cambio, la página web de los CDC afirma actualmente: “El comprender el patrón mensual de tu fertilidad puede ayudarte a planear quedar embarazada o a evitarlo. Tu patrón de fertilidad es el número de días en el mes que eres fértil (capaz de quedar embarazada), y el número de días que eres infértil… Los índices de error varían con el método. El rango de los índices de error en uso típico es de 2 a 23%”. Los CDC citan un análisis de 2018 sobre una investigación de los MBCF que revelan que, por ejemplo, el Método Marquette de planificación familiar natural puede tener un índice de error tan bajo como entre 2 a 6,8%. De acuerdo con los CDC, esto es tan efectivo como la píldora, el parche, el anillo o los métodos anticonceptivos inyectables.

The Guardian no solo menciona información incorrecta con respecto a las investigaciones de los CDC, sino que muy convenientemente deja por fuera referencias de la aprobación 2018 de la Food and Drug Administration acerca de la app de conocimiento de la fertilidad, Natural Cycles, para usarla como un método efectivo de planificación familiar. La FDA afirma que esta opción natural “puede utilizarse como un método para evitar el embarazo. La app, conocida como Natural Cycles, contiene un algoritmo que calcula los días del mes en que una mujer está más fértil, basándose en las lecturas diarias de la temperatura corporal y la información del ciclo menstrual, un método para evitar la concepción llamado conocimiento de la fertilidad”. La FDA cita estudios que encontraron que la aplicación de MBCF tiene un índice de error de 1,8% al practicarse su uso perfecto, y de un 6,5% de índice de error con el uso típico, lo que significa que esta app de MBCF tiene una efectividad de entre un 93,5% a un 98,2% para evitar el embarazo, como se evidencia en esta investigación aprobada por la FDA (nuevamente, se señala que la app es tan efectiva como la píldora), cosa que es desafortunada para los lectores que confían en The Guardian y que nunca lo sabrían. Afortunadamente, muchas mujeres se encargan de hacer su propia investigación.

The Guardian también trata de desacreditar a FEMM por confiar en doctores que se encuentran en otras partes del mundo, como por ejemplo Chile. Mientras que Natural Cycles, que fue creada en Suecia, recibió la aprobación de la FDA en los Estados Unidos, aquí, The Guardian parece desconocer que el conocimiento de la fertilidad es un fenómeno global apoyado medicamente. Así como FEMM lo afirma: “La red global de FEMM incluye educadores de la salud, enfermeros profesionales, médicos de familia y gineco-obstétratas en los EEUU y en otros países. Estos proveedores médicos están autorizados en el territorio donde trabajan para ofrecer el cuidado a las mujeres con sus conocimientos”.

Más relevancia al prejuicio anti-religioso que a la investigación científica comprobada

El artículo de The Guardian también afirma que: “Otras apps para la fertilidad han sido criticadas por monetizar información íntima, compartiéndola con terceros y por no tener protección a la privacidad. FEMM no ha sido acusada de tal proceder, pero parece ser la primera app para la fertilidad alineada ideológicamente”. En esta línea, el artículo de The Guardian revela su objetivo de guiar a los lectores para que desconfíen de la aplicación por razones ideológicas. Este medio presenta alegaciones muy dañinas acerca de la eficacia, sin ninguna prueba substancial, porque no están de acuerdo con los puntos de vista y los valores de uno de los financiadores. Apps como Natural Cycles, que ya mencionamos, han probado con éxito que la ciencia de la fertilidad y la salud de la mujer pueden resultar en una manera eficiente de planificación familiar, mientras que The Guardian prefiere no enfocarse en el rigor científico detrás de los métodos, y sí se enfoca en las afiliaciones religiosas de los financiadores apoyando la aplicación FEMM.

The Guardian afirma que puesto que muchos de los fondos que apoyan a FEMM vienen de personas que se identifican como católicos, y que también tienen una visión anti-aborto, la credibilidad científica de la aplicación FEMM es nula. De nada vale que la ciencia en la que se fundamenta la aplicación es similar a la ciencia que fundamenta otros métodos Basados en el Conocimiento de la Fertilidad modernos y comprobados con evidencia científica.

¿Por qué razón las creencias personales de los financiadores son más importantes cuando la ciencia habla por sí misma? The Guardian no lo aclara, excepto para pintar una imagen de conspiración de un Sistema poderoso tratando de… ¿exactamente qué? No está claro, pero todo sugiere que las mujeres son contraladas por hombres de alguna manera, tal vez confundiéndolas, para que queden embarazadas. Puesto que, en realidad, los métodos BCF permiten que haya menos embarazos sin planificar en comparación a la píldora, se convierten en una razón clara para que los financiadores con visón anti-abortista puedan apoyar una aplicación como FEMM. Además, no existe un método de planificación que ponga a la mujer en control de todo como lo hacen los Métodos Basados en el Conocimiento de la Fertilidad.

Las razones de The Guardian sí son cuestionables

Mientras que el artículo de The Guardian revela una posición discriminatoria contra ciertos credos de los financiadores por medio de este intento de investigación, hay razones para cuestionar los propios motivos de la publicación y sus fuentes de ingresos. Ya es de muy común conocimiento que The Guardian apoya al Partido Laboral de rutina (NT: Labour Party, partido político inglés) y lleva un prejuicio político claro.

El tono y el enfoque de este artículo al atacar una app específica, basándose en valores ideológicos, parece tener motivaciones políticas. Queremos pensar que The Guardian es un medio independiente (como ya sabemos, ellos habían hablado de los riesgos de los anticonceptivos en el pasado), pero parece que este artículo es una excepción y se siente que están en el juego de las grandes compañías farmacéuticas.

No sabemos cuánto financiamiento recibe The Guardian por parte de anunciantes particulares, pero sabemos que el presupuesto anual para anuncios de compañías farmacéuticas llega a los miles de millones. Comparados con tales compañías, los $1,67 millones que FEMM ha recibido en varios años es solo una gota de agua. ¿Deberíamos preocuparnos más por las fuentes de financiación de FEMM o por la influencia de los miles de millones que las grandes farmacéuticas usan para promover sus drogas?

Esperamos que este artículo haya aclarado cualquier confusión o miedo sembrado como producto del apresurado reporte de The Guardian; y motivamos a todos quienes buscan información acerca de la ciencia de los Métodos Basados en el Conocimiento de la Fertilidad, a que conozcan más, haciendo clic aquí.

Posted by Mary Rose Somarriba, Editor Mary Rose Somarriba